Durante el partido Peña Nieto privatizó el aire: se venderá en pequeñas bolsas

Sobritas.- De nueva cuenta y fiel a su costumbre como máximo tlatoani del país, Enrique Peña Nieto aprobó una serie de modificaciones a las leyes mexicanas durante el partido de la Selección Mexicana: ahora empresas de iniciativa privada podrán producir el aire y venderlo en pequeñas bolsas. La empresa más beneficiada fue Pepsico, quien ya había comenzado con este proceso vendiendo bolsitas de aire disfrazadas de botana en sus presentaciones de Sabritas, Doritos, Cheetos Rufless.

Esto salió a la luz durante este lunes, cuando desde temprana hora compradores notaron que en sus bolsas de papitas ya no venían papitas prácticamente, sino puro aire. Las presentaciones de estas se redujeron de 55 gramos a 10 gramos. En la gaceta del Gobierno también estaba estipulado que el precio por aire estaría ligado a la limpieza y disponibilidad del aire limpio en la región donde se estuviera vendiendo: en CDMX saldrá más barato consumir aire que en Chiapas, por ejemplo.

Así mismo también se comenzó a distribuir aire en distintas presentaciones: aire con alquitrán, con ozono, con monóxido de carbono y con azufre. También se están distribuyendo con olores para quienes padecen alguna filia, como con olor a pedo de albañil o a sobaco en hora pico del metro de la Ciudad de México.

Esta privatización eólica responde también, según confirmó el mismo Peña Nieto, al beneficio de la población: “este era un impuesto totalmente necesario: había quienes consumían aire y no pagaban nada, así como consumían aire quienes si trabajan y deducen correctamente sus impuestos. Queremos crear una sociedad equitativa, donde no use el aire quien no tiene para pagarlo“, matizó. También hizo referencia a quienes no tienen la capacidad económica para sustentar este nuevo gasto y aseguró que creará programas sociales para resolver esta problemática: “ya estamos trabajando en conjunto con empresas médicas para encontrar un sustituto barato al aire y repartirlos entre la prole, el chiste es que no se nos mueran tan rápido“.

Pepsico, dueña de su filial Sabritas, ya estaba repartiendo suficiente aire en sus bolsas de papitas, por lo que ya se veía venir la privatización, dando pie a que el gabinete de Enrique Peña Nieto estaba esperando solamente a que la Selección Mexicana jugara otro partido en el mundial de Rusia 2018 para distraer a la población y aprobar alguna otra diabólica reforma. “Lo peor es que todavía faltan varios partidos“, afirmó la bancada de Morena en el senado.

Aparentemente no funcionó la guardia nacional de intelectuales que no ven fútbol para cuidar los bienes del país.

Otras notas chidas:

Comentarios del feisbuk:
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!