Pastor que “curaba” la homosexualidad se terminó casando con un hombre

Cemántica.- Luego de dejar pasar 20 años desde que formó parte de una iglesia evangelista, el pastor John Smid decidió que siempre si le gustaba el arroz con popote y confesó su homosexualidad de manera pública. Sin embargo, para agregarle una pizca más de ¡Guatafak!, aprovechó el solemne momento para anunciar al mundo que de paso se casaría con el amor de su vida: otro hombre.

Lo más cajeta del asunto no es que se haya enamorado de alguien de su mismo sexo, porque eso pasa hasta entre los jugadores del Cruz Azul, sino que el pastor Smid militó durante muchos años en un grupo religioso que intentaba modificar la orientación sexual de las personas; oséase, que buscaban transformar en heterosexuales a los homosexuales (c mamó).

El pastor dirigía una organización llamada Love Action, misma que organizaba campamentos cuyo objetivo era quitarle lo gays a los homosexuales, diciendo que dicha orientación sexual era un pecado, pero de esos bien canijos.

Queríamos enseñar los males de la homosexualidad, el por qué era un pecado, por qué estaba mal, cómo podía dañar sus vidas. No nos dimos cuenta de que en sus corazones había cosas que no les permitiríamos compartir“, dijo el pastor para una entrevista de CNN, ya que había salido del clóset.

De hecho, Smid trató de disimular lo mejor que pudo sus gustos culposos, casándose con una mujer y hasta tuvo varios hijos con ella. Seguramente, manteniendo relaciones con asquito (pobre vato). Afirmó que fue durante su matrimonio con esta señora, cuando se dio cuenta quesiempre si era homosexual (igual y no se rifaba la doñita), lo que desembocó en su divorcio por allá de 1980.

La muy feliz pareja :3

Conforme pasaba el tiempo, el pastor se percató de que era imposible quitarse lo gay, a pesar de que pertenecía a una iglesia cristiana y a algunos grupos que tenían este propósito: “El poder de Dios no pudo con la enfermedad, sentí que el señor me había abandonado“, lamentó.

De esta manera fue que finalmente decidió admitir ser un hombre gay; abandonó su grupo de transformación heterosexual y anunció su casamiento: Larry McQueen (hasta con el apellido se pasaron de lanza), con quien contrajo nupcias en 2014.

Ahora Smid dirig “Grace Rivers“, un grupo religioso enfocado en trabajar con personas LGBT que buscan a Diosito sin tener que condenarse al terrible fuego de los infiernos (¡Ay, nanita!).

Ahora nada más resta esperar a ver si de último momento no decide cambiarse a ser heterosexual de nuevo o volverse un viejo lesbiano, ahorita que está de moda, y cera otro grupo para ayudarlos, porque se ve que es lo que más el gustó de esta experiencia.

Otras notas chidas:

Comentarios del feisbuk:
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!