¡Locura! Se tatúa en la espalda los títulos que ha ganado el Cruz Azul los últimos 20 años

Afirmó que el amor por su equipo es más importante que cualquier cosa, por lo que no le importa tatuarse los títulos de los últimos 20 años.

Estadio Salazul.- El equipo patrocinador del Mar Salado y Sal de mesa La Fina, atraviesa por uno de sus mejores momentos de los últimos años, pues en todos los encuentros oficiales que ha disputado esta jornada de liga, no ha perdido ni uno sólo. Incluso se ha mantenido alejado de las ya famosas cruzazuleadas, evitando perder o ser empatado durante los últimos minutos de juego.

Sin saber cuánto durará esto, Tránsito Pérez, dedicado a la albañilería desde sus 14 años y fiel aficionado del Cruz Azul, decidió en un arranque de locura y pasión por sus colores, tatuarse todos los títulos de liga que ha ganado el equipo de sus amores durante los últimos 20 años. Esto debido a que fue hace 20 años cuando estuvo por primera vez en el moribundo Estadio Azul.

Si, me acuerdo que yo’staba haciendo la mezcla para echar una losa, entonces cuando me puse a acarrear el cemento vi que la bolsota decía ‘Cruz Azul’; fue como una señal del cielo porque ese día la losa nos quedó bien derechita y hasta el patrón nos invitó unos tacos de chicharrón con pico de gallo. Desde ese día amo al Azul con el corazón y por eso hoy decidí tatuarme sus últimos títulos, relató Tránsito, mientras se desayunaba una Coca-Cola y un cigarro Montana.

Tránsito comentó que su mujer si le dio permiso para que lo dejara hacerse un tatuaje, por lo que no tuvo problema alguno. Además, comentó que su tatuador, El Rufo, tardó menos de 5 minutos en hacérselo: “es un maestrazo, cuando vi, ya me estaba lavando con Pinol el tatuaje, no se tardó nadita, hasta yo pensé que ni me había tatuado nada pero si, ahí esta todos los títulos de mi máquina de los últimos 20 añotes“, dijo entusiasmado.

Pese a sus 45 años de edad, Tránsito dijo que continuará haciendo locuras por su equipo, como seguir confiando en que este año es el bueno o confiar en que algún día volverán a ganarle al Club América, entre muchas otras desequilibrantes muestras de amor por la Máquina Cementera.

Muchos piensan que estoy loco por haberme tatuado algo de un simple equipo de fútbol, pero al chile ellos no saben el cariño que es apoyar a un equipo tan grande como mi Cruz Azul. Ahora cada que echo otra losa o una barda, me pongo bien pinche nostálgico. No sé, este amor no tiene explicación“, concluyó entre lágrimas.

Otras notas chidas:

Comentarios del feisbuk:
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!