Feministas exigen que sordomudos aprendan lenguaje de señas inclusivo

Colina del silencio.- Tras comprometerse a lograr una sociedad más equitativa haciendo que las personas tengan que decir “todes” en lugar de “todos”, un grupo radical de feministas también envió un comunicado a distintas sociedades civiles exigiendo que también los sordomudos (Y SORDOMUDAS) deberán usar un lenguaje inclusivo de señas, porque también existe la discriminación, machismo y desigualdad entre las personas que no pueden hablar, según indicaron.

La Federación Mexicana de Sordos, A.C., confirmó la visita de los grupos feministas en sus oficinas, quienes les entregaron un pliego petitorio con todas las palabras que deberán modificarse o, en su defecto, las palabras que deberán agregarse para hacer el lenguaje de señas más inclusivo y así finalmente derrotar al patriarcado opresor.

Queremos proteger a nuestras hermanas sordomudas que no saben que están siendo oprimidas por el pesado yugo del lenguaje de señas machista, tienen que saber que no es lo mismo hacer una seña para decir ‘cinco’, sino que también es justo decir ‘cinca’, ¿porqué el lenguaje de señas sólo se refiere al ser masculino? Pues porque de seguro el creador fue un hombre que buscaba reprimir a las mujeres, así son todos los pinches machitos“, condenó Carlota, feminista de tiempo completo.

El grupo de feministas también demandó que dicha organización cambie su nombre por el de “Federación Mexicana de Sordos, Sordas y Sordes”, para diluir todavía más el machismo.

Tras negarse de primera mano a modificar el lenguaje de señas por lo complejo que resultaría este proceso, las asociaciones civiles que se ocupan del tratamiento y apoyo a personas sordomudas entraron a la lista negra de las feministas de “organizaciones, personas y machos que están en contra del progreso y de ahora en adelante serán tomadas también como un símbolo de falocentrismo y represión.

El lenguaje de señas inclusivo luchará en contra de cientos de años de represión hacia la mujer sorda y sordomuda, como cuando alguien creó la frase “no oigo, no oigo, soy de palo, tengo orejas de pescado“, porque debería decirse ‘no oigo, no oigo, soy de pala, tengo orejas de pescada hembra, ¿o qué nada más los pinches hombres pueden hacerse los que no escuchan? ¿Dónde quedamos nosotras en esa frase? También las sordas tienen derechos.

Las organizaciones feministas ya se encuentran en pláticas con pandillas de cholos (Y CHOLAS), pues según afirman, estos son pioneros y profesionales en creación de lenguajes de señas, por lo que ya solicitaron su apoyo para que ayuden a crear lenguajes de señas que no discriminen a la mujer: “¿Vatos locos pa’ siempre? ¿Y las VATAS locas?“, arremetió una de las feministas, señalando que también en las pandillas existía la discriminación y que en cuanto terminen con el falocentrismo de la comunidad sordomuda, irán por los cholos (Y CHOLAS).

Otras notas chidas:

Comentarios del feisbuk:
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!