Diputados gastan $550 mil pesos al mes en muñecas inflables: “son para el estrés”, aseguran

El Comedero.- El pleno de la cámara de diputados gasta una cantidad aproximada de $550 mil pesos al mes por concepto de terapia de desestrés y entretenimiento que consiste, según el reporte completo, en la compra y uso de muñecas inflables para los diputados hombres (y algunas mujeres).

Según un documento encontrado en un baño público de La Lagunilla, los gastos en este tipo de juguetes sexuales se realizan por lo menos, una vez al mes, incluso hasta tres ocasiones en un mismo periodo, pues como dicta el documento, los diputados usan sus muñecas inflables pero les da flojera lavarlas, por lo que constantemente tienen que estar renovándolas.

De acuerdo con el diputado priísta José Ignacio Pichardo, esta prestación que les otorga el presupuesto público “es necesaria para poder seguir contribuyendo y sirviendo a la nación, ya que en algunas sesiones el trabajo es tan arduo y agotador que necesitamos un desestrés rápido, por lo que nos turnamos de uno en uno para ir al baño y usar nuestras muñecas inflables, son lo máximo, y ya regresamos más concentrados para darlo todo por nuestro amado pueblo“. Según el diputado, esta tradición se retomó en los tiempos de Salinas de Gortari, pues con la crisis que se vivió en el país durante su sexenio, muchos diputados terminaban con dolores de pancita y migrañas al no poder salvaguardar los bienes del pueblo.

En una investigación que realizó uno de nuestros reporteros mientras hacía del baño, se encontró que en una sesión exprés y de bajo perfil, los diputados habían aprobado una ley que permitía el gasto del erario público para este tipo de artefactos. Según el artículo 439, párrafo sexto, inciso E, todos los diputados “tienen derecho a un total de hasta 3 muñecas inflables al mes y de hasta 5 durante las vacaciones. Esta cantidad se extiende hasta 10 muñecas inflables si el diputado es soltero, viudo o divorciado. Así mismo, tendrá a su disposición una cuenta de BRAZZERS o PORNHUB, según la preferencia del diputado, toda vez que estas medidas sirvan para ayudar a la adecuada toma de decisiones de diputados y senadores“.

Layda Sansones, diputada petista, confesó estar enterada de esto pero dijo no haberlo hecho público porque luego le iban a sacar más facturas que carga al presupuesto público.”Luego me van a seguir ventilando mis cositas los priístas, de ellos fue la idea, pero no quiero ponerme al tú por tú porque luego salgo perdiendo. Esos del PRI se llevan y no se aguantan“, matizó.

Hasta este mes, el pleno de la cámara de diputados ha hecho la compra de 8,856 muñecas inflables, todas con una licitación en favor de la empresa de artículos sexuales “El chilito bailarín“, cuyo dueño es Carlos Slim (o alguno de sus parientes, porque prácticamente todas las empresas del país son suyas).

Otras notas chidas:

Comentarios del feisbuk:
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!