“Bajar nuestros salarios implica obligarnos a robar”: afirman diputados y gobernadores

La Nueva Venezuela.- Con el plan de austeridad que el nuevo tlatoani Andrés Manuel López Obrador propuso, disminuirán los salarios de todos los altos funcionarios del país; senadores, diputados, gobernadores, secretarios y magistrados, quienes percibían un salario más o menos de $250,000 pesos al mes más bonos de gasolina, seguro médico, dentistas, vales por usar bicicleta, vale por caminar descalzo, vale por usar papel reciclado para limpiarse sus nalguitas y vales de $4,500 pesos diarios para comprar tacos de canasta.

Sin embargo, luego de que Obrador se bajara su salario en un 60% menos que su antecesor, Enrique Peña Papi Nieto, la constitución dicta que ningún funcionario público puede percibir mayor salario que el presidente, por lo que ahora los altos mandos solamente ganarán alrededor de $80,000 pesos mensuales: “nos dejarán en la hambruna, pobres, tendremos que mudarnos a colonias populares de la Ciudad de México, dejar la derrama económica que dejan al país nuestros excesos, vender nuestros yates e irnos de vacaciones nada más seis o siete veces al año… ¿eso es lo que quieren los mexicanos? ¿Un pueblo pobre con un gobierno pobre también? Es una injusticia“, arremetió Alfredo del Mazo, actual gobernador del Estado de México.

El pleno de la cámara de diputados y senadores, presentaron esta mañana un memorándum en donde aseguran que bajar sus salarios no implica otra cosa sino que obligarlos a robar para continuar manteniendo su aparatoso estilo de vida: “prácticamente nos están poniendo en la cuerda floja. ¿Cómo quieren que se paguen nuestros viajes ‘de negocios’ a Dubái o nuestras ropas de marcas exclusivas de París que necesitamos para trabajar? Nos están obligando a robar, ¿eso quieren? ¿Un narco-estado? No lo creo. Si nos ponemos a robar será culpa del presidente López y de nadie más“, arremetió Enrique Ochoa Reza, quien fungirá como diputado plurinominal por el PRI, tras haberla regado como presidente de su partido durante la campaña de Meade.

Los gobernadores que estarán en funciones también exigieron que no fuera gacho el presidente electo y no les bajara sus sueldos. Según el gobernador actual de Guerrero, Héctor Astudillo, los únicos que deberían bajarse sus salarios son los que gobernarán por Morena y los que votaron por ellos: “a mi si me gusta ganar más de $150 mil pesos al mes, yo no quería bajarme el sueldo, aparte me lo merezco. Diario aguantar quejas de los guerrerenses, que si otra masacre en Acapulco, que si la venta de narcóticos anda baja… esas cosas nos afectan, necesitamos nuestros sueldos para las temporadas de vacas flacas. Que se los bajen los de Morena nada más, nosotros que culpa tenemos, condenados comunistas socialistas nazis“, arremetió mientras movía su dinero a algún banco de las Islas Caimán.

A manera de protesta, la Cámara de Diputados suspendió todas sus sesiones de aquí a diciembre y se tomarán vacaciones obligatorias para todos sus miembros: “a ver si así aprenden a no jugarle al macho con nuestro dinero“, amenazaron.

Otras notas chidas:

Comentarios del feisbuk:
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!